CLIMATIZACIÓN Y PRESURACIÓN

Screenshot_1
Se evitan averías. Mejor prevenir que curar. Realizando un buen mantenimiento de nuestro aire acondicionado evitaremos que se produzcan anomalías en su funcionamiento. Como mínimo, reduciremos las probabilidades de que nuestro equipo se averíe. Se alarga la vida útil del aparato. Por supuesto, como todo lo que se cuida, durará más. Si nos preocupamos de ir cuidando nuestro equipo regularmente, podremos conseguir alargar su vida útil. Se evitan malos olores y ruido .Una de las causas más comunes de los malos olores producidos por el aire acondicionado es que el desagüe no está limpio. Por tanto, revisando nuestro equipo podremos evitar que se produzcan estos desagradables olores. Al igual que evitaremos que nuestro equipo haga demasiado ruido. Se evitan problemas de salud. La limpieza de los filtros del aire acondicionado es vital para nuestra propia salud. En los filtros se acumulan partículas, bacterias e incluso hongos. Por ello, si los limpiamos con regularidad evitaremos tener problemas de salud relacionados con las vías respiratorias, como la bronquitis o la faringitis.